Tortuga radiada

Tortuga radiada, la tortuga más hermosa

La tortuga radiada es una especie endémica del sur de Madagascar, aunque se ha expandido al resto de la isla y también ha sido introducida a las Islas Reunión y Mauricio. Son herbívoras y su comida favorita son los cactus Opuntia –de los que salen los higos chumbos-. Son conocidas por alimentarse siempre de por la misma área, manteniendo la hierba perfectamente podada como si acabara de pasar un cortacésped.

A pesar de su gran longevidad -la tortuga más anciana jamás registrada llegó a vivir 250 años y era una radiada llamada Tu’i Malila, mientras que su media de edad suele estar en los 188 años- este simpático galápago está en peligro de extinción debido a su belleza, ya que el ser humano la caza para su venta como mascota.

Pudiendo pesar hasta 16 kilos, las tortugas radiadas son consideradas como una de las tortugas más hermosas del mundo. Con caparazón en forma de cúpula elevada, sus patas y cabeza suelen ser amarillas y en la cabeza suelen tener una pequeña mancha negra. Su caparazón también está marcado con líneas amarillas que parten en forma de estrella del centro de cada placa que lo compone. Esto le permite camuflarse perfectamente en las hierbas altas de los bosques.

Solitarios por naturaleza, no es extraño ver ejemplares pastando juntos, en especial en época de apareamiento. Se adaptan perfectamente a los cambios de temperatura de mucho calor y sequía a las lluvias pesadas. Cuando se enfrentan a un depredador, emiten un pequeño grito para tratar de espantarlo. Suelen ser muy pacíficas, pero se vuelven muy agresivas si se ven en peligro. Los machos suelen diferenciarse de las hembras por tener colas más largas. El periodo de incubación de sus huevos suele ser bastante largo, de entre cinco y ocho meses.

Los científicos, buscando en los bosques espinosos del sur de la isla, han encontrado regiones enteras donde la tortuga podía hallarse fácilmente y ya ha desaparecido. La pérdida de su hábitat también influye enormemente en su conservación, aunque su mayor peligro son los cazadores furtivos, los cuales cumplen su trabajo debido a la vista gorda que hacen las autoridades. Considerada antiguamente como una de las especies más abundantes del mundo, con una población de millones de ejemplares, ha desaparecido y se encuentra ahora en peligro crítico. En la actualidad hay alrededor de 332 especímenes en cautividad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *